Biblioteca

 Catálogo, libros y revistas...

 

El 10 de febrero de 2006, el Sr. Rector, Dr. Juan Ramón de la Fuente, reinauguró la Biblioteca de la Oficina del Abogado General “Jorge Carpizo” e hizo un reconocimiento a tan notable jurista, quien fuera Rector de la UNAM de 1985 a 1989, además de ocupar el cargo de Abogado General de 1973 a 1977.

En la Biblioteca se otorgan servicios técnicos y se atiende al personal del subsistema jurídico, a los integrantes de la comunidad universitaria y al público en general. Los servicios técnicos están directamente relacionados con los recursos bibliográficos y hemerográficos que mediante un proceso de selección, clasificación y captura se ponen a disposición de los usuarios. En tanto que los segundos están vinculados con actividades de orientación y atención al público.

Para hacer más eficiente la operación y el servicio los recursos materiales se han dividido en tres áreas: bibliográfica (conjunto de obras escritas), hemerográfica (publicaciones periódicas) y la que comprende el Acervo de Legislación Universitaria (disposiciones normativas de las diversas entidades académicas, dependencias administrativas y cuerpos colegiados que integran la Universidad) que son enviados a la Dirección General de Estudios de Legislación Universitaria para su resguardo y conservación.

Las funciones sustantivas dentro de la Biblioteca se pueden resumir de la siguiente manera:

Seleccionar, adquirir, compilar, organizar, difundir, procesar, almacenar, promover, prestar, controlar y conservar los materiales informativos, documentales y bibliohemerográficos referentes al Derecho Universitario, Marco Jurídico de Educación Superior y jurídico en general;

  • Concentrar los ejemplares de Gaceta UNAM y del Diario Oficial de la Federación;
  • Diseñar, investigar e implementar nuevos modelos de servicios, así como atender a los usuarios de acuerdo con sus demandas y necesidades;
  • Difundir el contenido del acervo y los servicios por medio del sistema de Red UNAM Bibliotecario;
  • Garantizar los servicios óptimos al público en los horarios establecidos, para el mejor aprovechamiento de los recursos existentes, y
  • Fomentar el intercambio y la colaboración con las diferentes entidades y dependencias universitarias, así como con las bibliotecas afines, contemplando la firma de convenios interbibliotecarios.